¿Puedo darle infusiones al bebé para dormir?

¿Puedo darle infusiones al bebé para dormir?

Tan pronto como una madre comenta en una red social que no puede hacer dormir a su hijo, comienzan a aparecer miles de comentarios con paliativos considerados naturales para resolver el problema.

Entre los más citados están los diversos tipos de infusiones o tés, especialmente las de manzanilla, anís, cedrón y jazmín, seguidos de frases como “Se lo di a mi hijo y durmió tranquilo” o “Mi abuela me lo enseñó…”

Desde hace tiempo la ciencia estudia los beneficios de las infusiones. Existe un tipo específico de hierba para cada situación. Es cierto que cuando alguien tiene dificultades para dormir, esta es una de las recomendaciones más conocidas y naturales que existen. Sin embargo, esta solución tiene que ser un recurso inicial dirigido a adultos. Bajo ninguna circunstancia se recomienda administrar líquidos a los lactantes que no sean leche materna o, en el caso de los lactantes que usan fórmula, solo se debe administrar la cantidad de leche indicada por el pediatra y el fabricante.

DESVENTAJAS DE DAR INFUSIONES A LOS BEBÉS

Dar infusiones u otros líquidos durante los primeros meses puede interferir con el efecto antiinfeccioso de la leche materna, reducir la protección contra otras enfermedades y, además, la ingestión de tés puede dar la falsa sensación de saciedad, lo que hace que el bebé rechace el pecho privándolo de nutrientes que solo la leche puede ofrecerle en esta etapa.

Otro factor es que los tés suelen ser diuréticos, es decir, estimulan a que el organismo elimine las toxinas a través de la orina, pero en el caso de los bebés, una mayor eliminación de orina puede provocar déficit de calcio y otros nutrientes presentes en la leche..

Lo que muchos recomiendan y que puede ser una ayuda más sana es que la madre tome la infusión, hay quienes creen que sus propiedades se le transmiten al bebé por la leche. Si esta alternativa dará algún resultado, no está probado, pero es una forma más segura para tu bebé.

TAMPOCO SE RECOMIENDAN INFUSIONES CONTRA CÓLICOS

Otra cosa que puede dificultar el sueño del bebé son los cólicos. Por lo general, se producen en los niños menores de 3 meses, debido a la inmadurez del sistema digestivo.

Cuando aparecen, surgen también los consejos de madres, tías y abuelas que creen que un buen té resuelve el problema. ¡Cuidado con estos consejos!

La verdad es que este proceso de maduración incluye los movimientos del intestino, que se está acostumbrando a la leche materna, que es un alimento ligero y fácil de absorber. Aunque las infusiones sean ligeras, introducir líquidos nuevos puede causar cólicos mucho peores.

Existen otras alternativas más naturales para calmar los cólicos, como los masajes en el vientre, el movimiento hacia adelante y hacia atrás de las piernitas y, la mejor de todas, que es poner el vientre del bebé junto al tuyo, además de ser un acto que involucra todo tu cariño, mantendrá su pancita caliente, lo que puede reducir el dolor.

En último caso, consulta a un pediatra para verificar si no hay alguna enfermedad que le cause dolor, como el reflujo.

 

LA MEJOR MANERA DE CALMAR AL BEBÉ

La lógica es cierta, los bebés que duermen bien tienden a ser más tranquilos y las madres que tienen bebés que duermen bien, a su vez, están más dispuestas a cuidar a sus bebés. Lo que muchas madres se preguntan es cómo convertir esa lógica en algo concreto, de efecto prolongado.

En definitiva, ¿son las infusiones u otros consejos que solucionarán el problema del sueño de mi bebé? Desafortunadamente, no. El sueño implica mecanismos fisiológicos, biológicos y de comportamiento. Y cuando se realizan los ajustes adecuados se resuelven los problemas del sueño.

¿Y cómo hacer estos ajustes? Para eso necesitas ayuda profesional. Créeme: los consejos pueden ayudarte y otras veces, en cambio, dificultar la situación, como en el caso de las infusiones. Pero lo que sí te soluciona es la atención profesional.

 

 

Por eso creamos los cursos online. Así te podemos orientar paso a paso en todo lo que necesitas resolver en cuanto a los problemas de sueño de tu bebé y tu familia. Y además puedes ver el curso todas las veces que quieras durante 6 meses. Es decir, siempre que surjan dudas, vuelves allí y lo ves de nuevo.

Share

Avatar
Karla Mendonça

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *