El bebé de 12 meses

O bebê de 12 meses

El tiempo pasó tan rápido. Ese pequeño ser blando y desprotegido, que dependía de ti para todo, ya no es tan dependiente, ahora tiene 1 año y comienza una nueva fase.

Los primeros pasos ya han sucedido o están en el tramo final de suceder. Es un proceso natural, que no necesita ser forzado con caminantes o estímulos excesivos.

A medida que se mueve más, es normal que gane menos peso. A cambio, el crecimiento tiende a ser mayor.

 

Estímulos y juegos

Su bebé es mucho más inteligente y tiene la autonomía para hacer muchas cosas sin necesitarlo por completo. Para estimular los sentidos sensoriales y visuales, una caminata en el parque es una buena sugerencia.

Entre árboles, colores, formas y texturas variadas, el bebé explorará las diferencias entre cada objeto y esta vez, lo hará solo. Aun así, estad atentos, ya que el acto de poner todo en la boca continúa.

El viejo juego de las escondidas tomará otra forma. Los roles se pueden cambiar y es el turno del bebé para esconderse. El juego es aún más divertido debido a los lugares inusuales y divertidos que elige.

Un juego para jugar cuando la abuela visita es la ruleta del bebé. Funciona colocando al bebé entre 3 o más personas y cada una llama al bebé, quien elegirá una y caminará hacia ella. Esta actividad es una excelente manera de alentar a caminar.

¿No puedes comprar juguetes lujosos y caros llenos de detalles? Tome ollas de plástico con tapas y déselos al bebé. Se entretendrá mientras intenta encajar las parejas.

Jugar con la pelota también sigue siendo divertido. Esta vez, expanda el juego aún más y trate de alentar al bebé a atrapar la pelota más lejos o de la mano de otra persona.

 

Alimentación

Casi todo se libera. El bebé puede comer, junto con la familia, trozos de comida, incluidas carnes. Ya puede llevarlo a comer solo e incluso a sostener los cubiertos, aunque sea un poco torpe. Cualquier cosa puede, pero preste atención a los dulces, alimentos procesados ​​e industrializados, muy picantes. El estómago del bebé no es lo suficientemente fuerte como para consumir alimentos como este.

Dormir

La hora de acostarse enfrenta la lucha de no querer dejar de jugar. Con tantos descubrimientos, es normal que esté agitado y pelee un poco con el sueño.

Una conversación tranquila y mantener ese ritual a la hora de acostarse puede ayudarlo a calmarse.

Si el bebé todavía experimenta ansiedad por separación, un objeto de transición puede ayudar.

Share

Karla Mendonça

Deja una respuesta