El bebé de 1 año y 1 mes

O bebê de 1 ano e 1 mês

La independencia física y motora se vuelve más llamativa. Estar restringido a tus pasos es algo que tu bebé ya no quiere tanto ahora. Especialmente después de descubrir que puedes explorar el mundo que te rodea solo, de alguna manera.

Se da cuenta de que tiene la capacidad de alcanzar un determinado juguete o llegar a un lugar de apoyo o, para algunos, usar sus propias piernas, lo cual es un logro increíble para él. De hecho, muchos bebés dan sus primeros pasos a esta edad, pero si no es así, no se desespere.

La vista es mucho más clara, comienza a comprender mejor la escena circundante. Combina palabras y gestos, asocia muchas cosas con la misma palabra, por lo que «bo» puede ser una pelota, un baño, una muñeca, entre otros.

Es importante recordar siempre que cada bebé se desarrolla a su propio ritmo. Esto significa que si su bebé no hace las mismas cosas que otros de la misma edad, no se desespere. Hable con su pediatra sobre el desarrollo de su hijo y evite, tanto como sea posible, compararlo con otros.

Para tener una pequeña idea de cómo debería ser su bebé de 1 año y 1 mes, o cómo algunos prefieren 13 meses, y qué tan bien puede manejarlo todo, siga leyendo.

 

Estímulos y juego

La mejor manera para que su bebé se desarrolle es permitirle explorar el espacio en el que se encuentra. Para hacer esto, asegúrese de que los objetos afilados que se rompan fácilmente estén fuera de su alcance y proteja los enchufes y las esquinas de los muebles.

Jugar, además de ser excelente para tu bebé, crea momentos increíbles. Los estímulos y los juegos son más para aumentar el vínculo entre usted y su bebé, extendiéndose al padre y otros miembros de la familia, que para acelerar el desarrollo.

Valora más tiempo de calidad juntos que forzar al bebé. Al mismo tiempo, los bebés tienden a concentrarse durante un promedio de 3 minutos, así que planifique actividades simples.

Uno de los juegos tiene que ver con el estímulo para caminar. Siéntese a dos o tres pasos del bebé y pida que el bebé se acerque a usted. Este juego puede tener otra versión con un juguete que le gusta. Asegúrese de que el piso esté seguro en caso de que el bebé se caiga.

Para estimular el habla y la visión, una sugerencia es aprovechar la caminata al aire libre para señalar y decir el nombre de las cosas por las que pasa. Muestre el cielo y diga «cielo azul», por ejemplo, o la hierba y diga «verde». Haga lo mismo con automóviles, animales y otros objetos.

 

Un consejo experto es hablar mucho con el bebé y evitar hablar de manera infantil. Contar historias y cantar canciones simples también son formas que ayudan mucho a desarrollar esta parte.

 

Alimentación

Como la tasa de crecimiento en esta etapa tiende a disminuir, en comparación con los primeros meses, es posible que el bebé no coma tanto como antes. También es en esta etapa que definirá su gusto y comenzará a ser más selectivo con la comida, queriendo mostrar sus preferencias.

Si esto le sucede a su bebé, antes de perder la paciencia, es necesario comprender que esta fase es normal. Para superarlo sin asustarse, es importante prestar atención a los siguientes factores:

– Respeta el hambre del bebé.

El estómago del bebé es mucho más pequeño que el nuestro, por lo que no se necesitan grandes cantidades de alimentos. Algunas cucharadas suelen ser suficientes para que estés satisfecho. Obligar a su bebé a comer más puede hacer que el momento de la comida sea estresante.

– Observar el comportamiento del bebé.

Incluso si come poco, si su bebé se ve bien, tiene el peso adecuado, juega y duerme normalmente, significa que está bien alimentado. Ahora, si es apático, muestra debilidad por las actividades diarias y pérdida o menos aumento de peso, es bueno ver a un pediatra.

– Calidad es mejor que cantidad

Ofrecer alimentos de menor calidad. Varíe su elección de verduras durante las comidas y, a intervalos, elija frutas en lugar de alimentos procesados. También evite dar demasiados bocadillos.

 

Dormir

El sueño, en algunos casos, puede sufrir un cambio. Esto se debe a que el bebé tiene más experiencias durante el día, lo que lleva a un sueño posiblemente inquieto, tal vez con sueños, lo que puede hacer que se despierte por la noche.

Para lidiar con esto, es mejor continuar manteniendo la rutina del sueño, tratando de calmar al bebé, para que tenga un sueño más tranquilo. Intente observar o saber si el bebé está en la guardería o en la guardería, por ejemplo, si ha estado haciendo siestas durante el día. A menudo, está tan cansado que lucha con el sueño.

Para ofrecer ayuda para resolver este problema con el sueño de su bebé, se creó el método Baby Sleeper. A través de la guía de un especialista en sueño del bebé, puede aprender a identificar por qué su bebé no está durmiendo y la mejor manera de resolverlo. Póngase en contacto y sea parte del grupo de madres de bebés dormidos.

Share

Karla Mendonça

Deja una respuesta