Cómo ayudar al bebé a dormir fuera de casa

Cómo ayudar al bebé a dormir fuera de casa

¡Tú sabes que respetar las necesidades de sueño de tu bebé es muy importante para su salud y su tranquilidad! Un bebé muy cansado puede convertir cualquier evento en un gran estrés. Pero aunque intentes siempre poner a dormir al bebé en su habitación cuando está cansado y necesita dormir, a veces no podemos estar en casa durante los períodos de sueño. ¿Qué se puede hacer para asegurar que tu bebé salga de casa y aun así descanse al menos un poco de lo que necesita?

Si crees que vas a salir y regresar a tiempo para que el bebé duerma la siesta en casa, genial. Intenta programar las actividades en la calle dentro del intervalo de dos siestas. Pero si eso no es posible, conoce algunas reglas básicas que te ayudarán a llevar a tu hijo a los lugares que necesitas, cuando haga falta, y aun así que vuelva a casa descansado.

  1. Si sabes que no regresarás a tiempo de que pueda dormir en casa, planea el momento de salir a la hora de la siesta.

Si sabes que no llegarás a casa a tiempo para ponerlo a dormir en su ambiente de sueño, sal cuando sea el momento de que empiece a dormir la siesta. Ponerlo en la sillita del coche o en el cochecito exactamente a la hora de la siesta es una buena medida. Con el movimiento tiene grandes posibilidades de dormir la siesta allí. Si el trayecto en coche no es tan largo como la siesta, considera si no es un lugar al que puedas ir a pie usando el cochecito. No usar el coche para trayectos cortos te hará hacer ejercicio y el bebé dormirá todo el tiempo que necesite en el cochecito. Cuando se despierte, puedes sacarlo del cochecito y seguir con tus actividades.

  1. ¿Y ese paseo que durará todo el día en el club?

Si sabes que vas a pasar todo el día fuera de casa, te sugiero que al menos la primera siesta del día la duerma en el ambiente primario del bebé, así ya sale descansado. En las siestas siguientes, pon el cochecito en la posición acostada como en el moisés, con una manta encima para oscurecer un poco el ambiente. Si el bebé está acostumbrado a determinada música o al ruido blanco durante la siesta, puedes ponerlo en el celular para ayudarlo. Camina un poco con el cochecito, ese movimiento lo ayudará a quedarse dormido. Probablemente no dormirá tanto como dormía en su cuna, pero al menos estará un poco más descansado.

  1. No te olvides de llevar sus objetos de transición.

Si sales de casa y llega la hora de la siesta, pero en casa tu hijo solo se duerme abrazado a un peluche o con su chupete, no te olvides de llevar estos objetos que podrán ayudarlo a dormir la siesta.

  1. Vas a viajar y estás en un lugar extraño para el bebé

Un viaje puede ser un evento muy emocionante para la familia, pero las mamás se pueden preocupar si su bebé realmente logrará dormir en una habitación de hotel.

Sé muy paciente, recuerda que el bebé no conoce el ambiente. Si no siguen la práctica de la cama compartida en casa, intenta no hacerlo tampoco en el viaje. Organiza un lugar separado de tu cama para que duerma el bebé (una cunita o un colchón en el piso en la misma habitación que la tuya) y ponlo a dormir intentando hacer el mismo ritual de sueño. Recuerda que el ritual de sueño es el conjunto de acciones que hacemos en el mismo orden antes de que el bebé se duerma. En el viaje, intenta respetar sus horarios de sueño.

Estos son algunos consejos que pueden ayudar a hacer que el bebé duerma la siesta fuera de casa. Pero, ¿y cuándo estás en el coche y no quieres que el bebé se duerma porque está fuera del horario de su siesta?

Si no es el momento de la siesta, intenta distraerlo para evitar que se quede dormido. Lleva en el coche algo que realmente le gusta: un DVD, un juguete con el que todavía no ha jugado y que es nuevo para él, y si es seguro, abre las ventanillas del coche para que le dé el aire a su carita (no la de su lado, por supuesto, sino las de los otros pasajeros o la tuya). Conversa con él durante el camino mientras circula el aire dentro del coche.

Es importante aclarar que el sueño de mejor calidad se da en la cama, pero estos consejos de hoy son para esas situaciones que salen de la rutina.

Share

Karla Mendonça

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *