Cama compartida, ¿funcionará para mi familia?

Cama compartida, ¿funcionará para mi familia?

EN LOS ÚLTIMOS AÑOS HA AUMENTADO EL USO DE LA CAMA COMPARTIDA EN ESTADOS UNIDOS. ¿Pero funcionará para mi familia?

Veamos algunos pros y contras que comentaron algunas mamás:

PROS

  • Facilidad en la lactancia materna (libre demanda por la noche);
  • Las madres pueden reaccionar más rápido a las necesidades del bebé;
  • Los padres que pasan todo el día fuera pueden disfrutar este tiempo con su bebé;
  • PREGUNTAS: ¿La cama compartida es un mal hábito? ¡Seguro que no! La cama compartida es una opción de la familia y si la familia es feliz, es un excelente hábito;
  • ¿Se puede usar la cama compartida y tener hábitos de sueño saludables? Sí. La cama compartida es solo el lugar donde duerme el bebé, no significa que por dormir en la cama no pueda tener hábitos saludables de sueño;
  • Obs.: Siempre sigue las medidas de seguridad para la cama compartida

 

CONTRAS

  • Algunos padres relatan que no pueden relajarse y dormir profundamente porque quedan muy alertas por saber que su bebé está en la cama;
  • Los bebés hacen mucho ruido e incluso lloran durmiendo. ¿En serio? ¡¡¡Sí!!! O sea, quizás el bebé se volvería a dormir solo, lo que es importante para la maduración de su sueño, pero si está en la cama con sus padres, pueden pensar que se despertó, entonces lo levantan o le dan el pecho y el bebé no aprende a volverse a dormir solito.
  • La habitación de los padres será la habitación del bebé durante algunos años.
  • Hay padres que cuentan que no tienen tiempo para charlar o estar más juntos;
  • Algunos especialistas dicen que es importante que el niño desarrolle su individualidad, lo que empieza a suceder en su propia habitación.
  • Y con la llegada de un nuevo hermano, ¿pensará que preferimos al nuevo hermanito, ya que tendrá que salir de la cama para que el bebé pueda dormir con nosotros? ¿Podrían dormir todos juntos en la misma cama?
  • Los bebés se acostumbran a tener compañía en la cama, lo que obliga a que la madre se acueste muy temprano, pues si ella se levanta de la cama, el bebé se despierta;
  • Si uno de los padres bebe, esa noche no tendría que dormir en la misma cama que el bebé. ¿Qué pasa si los dos beben? Se hace absolutamente necesario que el bebé duerma en la cuna;
  • Cuando no hay consenso entre los dos padres, la cama compartida puede convertirse en un problema para el matrimonio;
  • La Sociedad Americana de Pediatría: no lo recomienda por razones de seguridad, pero sí recomienda compartir la habitación;
  • Existe un mayor riesgo de muerte súbita asociada con el uso compartido de la cama.

 

EN CONCLUSIÓN, LA CAMA COMPARTIDA NO ES PARA TODOS. ALGUNOS PADRES NO LOGRAN DORMIR CÓMODOS CON UN BEBÉ EN LA CAMA, Y ALGUNOS BEBÉS SE DESPIERTAN FÁCILMENTE CON RUIDOS EN LA HABITACIÓN. EN OTROS CASOS, LOS PADRES PUEDEN NO ESTAR DISPUESTOS O NO LOGRAN RENUNCIAR A COSAS COMO LAS ALMOHADAS Y LAS MANTAS, POR EJEMPLO, PARA HACER QUE LA CAMA SEA UN LUGAR SEGURO

PARA QUE EL BEBÉ DUERMA EN ESAS SITUACIONES, LOS PADRES PUEDEN PREFERIR TENER AL BEBÉ EN LA CUNA COMPARTIENDO SOLO LA HABITACIÓN, O EN OTRA HABITACIÓN SEGÚN LOS FACTORES IMPLICADOS.

Y además, lo que es una desventaja para una familia puede no serlo para la tuya. ¡Estudia y evalúa qué funcionará mejor para tu familia, disfruta a tu bebito y ese maravilloso momento que se avecina!

 

Share

Karla Mendonça

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *