El niño de 2 años y 9 meses

A criança de 2 anos e 9 meses

Su hijo está casi completamente desarrollado. La coordinación motora se sintoniza mientras practica ciertas actividades. Del mismo modo, el dismétodo ha mejorado mucho y todos en la casa e incluso los extraños pueden entenderlo. Tenga mucho cuidado con lo que se dice dentro de la casa.

Por supuesto, hay errores en la pronunciación. Siga enseñando de la manera correcta, sin demostrar directamente que habló mal. Háblele claramente, usando oraciones completas. Si no habla muchas palabras, hable con el pediatra si necesita preocuparse y preste atención a posibles problemas.

Justo cuando tiene cambios de humor y comienza a aprender a diferenciar los sentimientos, también se da cuenta cuando alguien cercano a él experimenta estas variaciones. Si le pregunta por qué usted, papá o un amigo están enojados o tristes, lo más recomendable es explicar qué está sucediendo y por qué, ayudando al niño a comprender.

Tampoco le mientas a tu hijo. Puede ser un niño, pero ya entiende más de lo que piensas. Si necesita, por ejemplo, tomar medicamentos malos o hacer algo que no le gusta, como cortarse las uñas, hablar sobre el motivo y demostrar por qué es importante hacerlo.

 

Estímulos y juego

La lista de juegos y estímulos para niños que logran tener un mayor dominio del movimiento de manos y pies y ya comprenden ciertos comandos es bastante extensa.

Hay muchas variaciones sobre cómo jugar con una pelota. Puede desafiar a su hijo a hacer rebotar la pelota con ambas manos y luego intentar con solo una. Luego, aumenta la dificultad, como dar un paso.

Busque juegos de rompecabezas y memoria apropiados para su edad con más piezas. Como él ya puede entender reglas simples, programar tiempo para juegos familiares, además de ser muy divertido, te enseña a tener paciencia para esperar su turno y obedecer el orden de las cosas.

Con el habla desarrollada, ahora es el momento de aumentar el vocabulario. Busque libros para niños con nuevas palabras para contar historias. Lee y muestra las palabras. Es posible que deba explicar lo que significa.

Aunque el triciclo solo se recomienda a la edad de 3 años, puede ser bueno para él tener uno y familiarizarse con los pedales. Solo es necesario estipular los lugares apropiados para su uso, evitando accidentes.

 

Sacando el chupete y la botella

El uso de un chupete y un biberón durante un período prolongado puede alterar la alineación de los dientes, causar flacidez de la musculatura facial, fallas en el movimiento correcto de la lengua durante el habla y favorecer la respiración por la boca. Se recomienda eliminar estos hábitos hasta los 2 años de edad, pero algunos niños son un poco reacios y se extienden unos meses más.

Entre los consejos para poder sacarlo definitivamente, el primero es reemplazar la botella con un vaso con pico, pasar a la pajita y luego al vaso normal. Si el niño muestra resistencia, hable sobre el cambio y realice las sustituciones gradualmente, alternando entre la botella y el vaso durante el día.

Un chupete puede ser un accesorio más difícil y divisivo. Algunos niños ni siquiera lo aceptan cuando son bebés. Otros lo transforman en el objeto de transición, lo que hace que sea más difícil de eliminar.

Consejos para quitar el chupete:

– Comience por firmar un acuerdo y diga que solo se usará antes de acostarse. Cuando se duerma, saca el chupete.

– Transforma el chupete en algo que dificulte la comprensión cuando hables. Finge que no entiendes, hasta que el niño se lo quite.

– Cree una recompensa cuando tome el chupete, preferiblemente sin ser dulce, o planifique una pequeña fiesta cuando suceda.

 

Comida y sueño

¿Sabías que hay ciertos alimentos que perjudican el sueño? Los refrescos, los dulces, los alimentos grasos o estimulantes pueden hacer que el niño esté más agitado o incómodo, lo que perjudica la rutina del sueño.

Para que su hora de acostarse sea más tranquila, tenga una mesa de alimentación con alimentos adecuados para cada momento. Antes de acostarse, se recomienda un refrigerio más simple, tal vez un vaso de leche tibia. Recuerde cepillarse los dientes después de eso.

Share

Karla Mendonça

Deja una respuesta