5 semanas de embarazo

5s

El comienzo de la quinta semana de embarazo también representa el comienzo del segundo mes. Durante este período, externamente no hay muchas noticias para la madre, que en muchos casos ni siquiera sabe que está embarazada, algunas mujeres pasan por todo el embarazo sin saberlo, sin embargo, el bebé se está desarrollando muy rápido, aproximadamente 1 millón de personas. nuevas células por minuto, y ya se considera un embrión.

 

Los niveles de HCG, la hormona del embarazo producida por la placenta, son mucho más altos en las primeras semanas. En esta fase, están entre 18 y 7.340 mUI / ml, lo que significa que la sospecha de embarazo se confirmará en todas las pruebas, siendo el Beta HCG cuantitativo, realizado a través de una muestra de sangre más confiable.

 

Aún no puede ver a su bebé en los exámenes, ya que es bastante pequeño. En algunos casos, a través de una ecografía transvaginal es posible observar una mancha, es el comienzo del saco gestacional y también puede aparecer la vesícula vitelina.

 

No estés tan ansioso que no puedas ver mucho. Lo más recomendado es esperar para realizar el ultrasonido a partir de la séptima semana.

 

Desarrollo del bebé

 

A las 5 semanas, su bebé ahora mide entre 1.25 y 2 milímetros, se asemeja a un grano de arroz y la forma del cuerpo se asemeja a una letra C. El corazón es el primer órgano en desarrollarse y ya late a un ritmo rápido. Todavía no sigo un patrón rítmico.

 

Aparece un surco en la espalda del embrión y una pequeña protuberancia, que es más pequeña que una cabeza de alfiler y de la que se formará la cabeza. El tubo neural comienza a formarse y se transformará en el cerebro y la médula espinal, formando el sistema nervioso central.

 

La circulación entre la madre y el bebé comienza a suceder y se forman pequeños vasos sanguíneos. El saco amniótico se forma, el embrión recibe oxígeno de la placenta y también se desarrolla el cordón umbilical.

 

En secuencia, también comienza la formación de órganos como el hígado, los riñones, los huesos, los músculos, las orejas y los ojos.

 

Que le pasa a mamá

 

Los síntomas más comunes del embarazo se vuelven más aparentes, incluyendo:

 

– Sensibilidad, dolor y hormigueo en los senos, debido a un aumento en el flujo sanguíneo y cambios en los tejidos del seno, que se están preparando para la lactancia.

 

– Enfermedad matutina, que según algunos investigadores está relacionada con la adaptación de los organismos a los niveles de HCG y los cambios hormonales. Suelen cesar entre las semanas 18 y 20.

 

Hay algunos consejos para aliviar las náuseas, como no pasar muchas horas con el estómago vacío y tratar de preparar comidas pequeñas cada 3 horas; comer una o dos galletas cuando te levantas puede ayudarte a mejorar.

 

Chupar jengibre o dulces de jengibre también es una sugerencia, pero debe prestar atención a la cantidad ingerida, ya que las dosis más altas de jengibre pueden causar daños.

 

Si la enfermedad es muy fuerte, el médico puede recetar un medicamento, evitar la automedicación.

 

– El aumento de la necesidad de orinar, los cambios hormonales y el crecimiento del útero presionando la vejiga harán que quieras ir al baño con más frecuencia.

 

– Un sentido del olfato más refinado, los cambios hormonales también aumentarán su sentido del olfato. Los olores que solían ser de poca o ninguna importancia se harán más notorios.

Algunas mujeres embarazadas pueden tener hiperosmia, que es una sensibilidad excesiva a los olores. Lo contrario puede suceder, es decir, perder el sentido del olfato por congestión nasal.

– El cansancio, la fatiga y el sueño excesivo, un mayor nivel de progesterona más un metabolismo más rápido y una mayor quema de energía la harán sentir más cansada y con sueño durante el embarazo. Este es su cuerpo en un intenso trabajo preparándose para el nuevo ser que se formará.

El consejo principal es descansar mucho siempre que sea posible, comer sano.

También hay un aumento en el volumen de sangre, un aumento en la frecuencia cardíaca, cólico. Siempre recordando que cada mujer es única, así como cada embarazo, por lo que no debe comparar lo que siente con otras mujeres. Algunas mujeres se enfermarán más que otras o se sentirán más cansadas. Lo importante es que cuide y disfrute el embarazo tanto como pueda.

¿Qué cuidado se debe tener en esta etapa?

Es de suma importancia que la atención prenatal se realice poco después de que se confirme un embarazo. A través de análisis de sangre, orina, heces, ultrasonido, el médico puede saber si todo está bien con la madre y el bebé e indicar lo que se necesita.

En esa quinta semana, el médico debe ordenar una prueba de tipificación de sangre para determinar su tipo de sangre. Las madres con HR negativa tienen un mayor riesgo de tener eritroblastosis fetal cuando el sistema inmunitario de la madre reacciona contra el bebé, produce anticuerpos y puede atravesar la placenta, destruyendo las células sanguíneas del bebé.

Si se confirma, debe recibir una inyección de inmunoglobulina D para neutralizar las células HR positivas del bebé, que debe realizarse entre la semana 28 y 72 horas después del parto.

Es interesante comenzar a usar humectantes corporales específicamente para mujeres embarazadas o con olores más suaves, para evitar las estrías. Presta más atención a los muslos, caderas y senos evitando pasar los pezones.

Coma sano, con comidas ligeras y la ingesta de líquidos. Invierta en alimentos ricos en vitamina C.

Share

Karla Mendonça

Deja una respuesta