19 semanas de embarazo

19s

Los cambios en su cuerpo y en el cuerpo del bebé ya se pueden ver. El vientre es evidente externamente en la mayoría de las mujeres. Dentro del útero, el bebé continúa creciendo y desarrollando las muchas funciones del cuerpo, incluso si se observa solo por ultrasonido.

Sus movimientos se intensifican y el tiempo de entrega se acerca. La ansiedad es grande, pero es importante mantener la calma, cuidarse y disfrutar cada momento de su embarazo.

Para tener una idea de cómo se está desarrollando su bebé, algunas sensaciones y eventos de su embarazo y lo que debe tener en cuenta en estas y en las próximas semanas, continúe leyendo este texto.

 

Desarrollo del bebé

El bebé ahora mide entre 13 y 17 centímetros, mide desde la cabeza hasta el trasero y pesa entre 200 y 240 gramos. Estas medidas son solo un parámetro y pueden diferir para cada bebé, dependiendo de la estructura familiar y otros factores.

Percibe los estímulos externos y pronto, los huesos internos del oído se endurecen y podrá distinguir su voz. Por ahora, él conoce muy bien el sonido de tu corazón y siente las caricias que haces en el vientre.

Los sistemas circulatorio, digestivo y urinario están completamente formados y en pleno funcionamiento. Si está embarazada de una niña, hay alrededor de 6 millones de óvulos en el ovario. El niño tiene sus testículos formados y se puede ver el pene con ultrasonido.

Alterna largos períodos de sueño con momentos explorando el espacio a su alrededor, que por el momento es bastante grande, por lo que se mueve mucho, juega con el cordón umbilical y hace muecas.

 

Que le pasa a mamá

Los dolores en la columna vertebral y el área pélvica se justifican por el agrandamiento del útero, que está a la altura del ombligo y aumentará en promedio 1 cm por semana, el peso del bebé y la placenta. También has tenido un aumento de peso.

El vientre crece, puede haber aparecido la línea negra, lo cual no es común para todas las mujeres y los pezones son más oscuros, un factor que ayudará al bebé a amamantar. Aparecen algunas manchas en la cara, que desaparecen después del parto.

Su cuerpo está trabajando a toda velocidad, lo que hace que su corazón lata más veces por minuto, que aumente el flujo sanguíneo, causando falta de aliento y una mayor sensación de calor. Es completamente normal que desee usar su camisa en un día más frío. 

Cuidado que se debe tener en esta etapa

El protector solar y la crema hidratante corporal son esenciales para evitar el melasma y las estrías, que son muy comunes en el embarazo porque exigen más elasticidad de la piel y el aumento de melanina en el cuerpo.

El ejercicio es una ayuda contra el aumento de peso excesivo, el estreñimiento, la hinchazón y la respiración. Prefiere ejercicios de bajo impacto, como caminar, aeróbicos acuáticos, pilates, yoga. Siempre consulte a su médico sobre qué actividades son mejores para usted. Algunas mujeres necesitarán descansar.

Hable con su médico si tiene dificultad para respirar, un síntoma incómodo, pero común en el embarazo, acompañado de otros síntomas como palpitaciones, dolor en el pecho, taquicardia, fiebre y extremidades frías. Cuidado con la preeclampsia.

Si la hora de acostarse es más difícil, la sugerencia es preferir acostarse sobre el lado izquierdo, para no presionar la vena cava. Hay almohadas especialmente hechas para ayudar a las mujeres embarazadas a sentirse más cómodas.

La acidez estomacal también ocurre. Una dieta equilibrada es un paliativo contra este problema, además de favorecer un aumento de peso adecuado, mucho más fácil de reducir después del parto.

Prefiere comer alimentos ricos en calcio, hierro, vitamina B12 y ácido fólico.

 

Aumento de peso en el embarazo.

Lo más indicado es ganar entre 11 y 15 kg durante toda la gestación. Las mujeres con bajo peso deben alcanzar un aumento de 18 kg y para aquellas que tienen sobrepeso, es aconsejable tratar de subir un máximo de 12 kg.

Esta recomendación tiene que ver con el mantenimiento de la salud de la madre y el feto, quienes ya aprenden sobre los hábitos alimenticios mientras están en el útero. Recibe mejores nutrientes, tiene un gran desarrollo, se vuelve más fuerte y saludable.

Si está ganando por encima o por debajo de su objetivo, hable con su médico o nutricionista sobre un programa de alimentos dirigido para guiarlo sobre los alimentos correctos.

El aumento en el peso de las mujeres no es solo la grasa corporal, que representa alrededor de 2.5 kg. Entre los factores responsables están:

– la placenta, líquido amniótico, de 1.3 kg a casi 2 kg;

– senos y útero, casi 1,4 kg

– volumen sanguíneo y masa muscular, poco más de 3 kg

– retención de líquidos, que aumenta un promedio de 3 kg

Claro que sí,

– el peso del bebé, que debe alcanzar los 3.200 a 3.600 kg al final del embarazo. Este peso es solo un estándar, con una diferencia para cada

Share

Karla Mendonça

Deja una respuesta